La muerte del cine

Publicado: 22 marzo, 2013 en Sin categoría

Hay muchas razones por las que titular un post dentro de un blog de cine tal y como yo lo he titulado hoy. El 3D, la falta de ideas, un público incapaz de disfrutar de un mínimo estímulo intelectual en el cine, etc. Sin embargo, este post lo he abierto para hablar de la razón menos importante, pero capaz de iniciar una horrible reacción en cadena, de ellas, el desperdicio de la carrera de directores que sonaban prometedores. No entro en valorar a aquellos que con los años y, por culpa de una filmografía extensa y bien valorada, se han acomodado y se han vuelto autocomplacientes, buscando el beneplácito de una academia cada vez más insulsa, como puede ser el caso de Steven Spielberg o Ridley Scott. Lo que quiero resaltar son aquellos que, tras un debut muy interesante, se han hundido en la miseria creativa más preocupante.

 

¿Qué pasó con aquellos hermanos Wachowski que revolucionaron el mundo del celuloide con ‘Matrix’? ¿Por qué destrozaron su propia saga con dos secuelas deleznables? Y aun más importante, ¿por qué realizaron ese mondongo llamado ‘Speed Racer’?

 

Pero los Wachowski sólo han seguido el camino marcado por ese extraño individuo que debutó con, sí, ‘Piraña 2: Los Vampiros del Mar’. Efectivamente, me estoy refiriendo al inefable James Cameron, que tras deslumbrar con sus dos partes de ‘Terminator’ y ‘Aliens, el Regreso’, además de con la curiosa ‘Abyss’, nos regaló un ligero entretenimiento con ‘Mentiras Arriesgadas’ y se volvió codicioso, importándole un comino el verdadero arte, con la soporífera ‘Titanic’ y ese timo llamado ‘Avatar’.

 

¿Qué ha sido del Paul W. S. Anderson que realizó ‘Horizonte Final’? Tras ese interesante film, el individuo sólo ha hecho mierda, con perdón. Una saga tan interminable como innecesaria de ‘Resident Evil’ y destruir mitos con ‘Alien vs. Predator’ y ‘Los Tres Mosqueteros’ es lo que nos ha “regalado” un tipo del que ya no se atisba ni el más mínimo talento. Y lo mismo que a este señor se le puede aplicar a un tal Zack Snyder, que tras el interesante remake de ‘Amanecer de los Muertos’ sólo nos ha ofrecido chorradas a cámara superlenta.

 

Especialmente preocupante, y con él voy a cerrar esta reflexión, me parece la decadencia de un tipo que tras destacar como escritor con ‘El Show de Truman’ de Peter Weir, empezó a dirigir magníficas películas como ‘Gattaca’ y ‘El Señor de la Guerra’, además de la interesante ‘S1m0ne’. Andrew Niccol ha terminado por sorprendernos con ‘In Time’, un film entretenidillo que deja el regusto de haber sido dirigido con el piloto automático. Pero lo que parecía un simple paso atrás en su filmografía ha desembocado en una caída al abismo del cine más insustancial y comercial con ‘The Host’, adaptación de una novela de Stephanie Meyer, autora de la saga ‘Crepúsculo’. Ya sabemos lo que esto significa a nivel cinematográfico, así que no incidiré en ello.

 

Como decía al empezar, la muerte del cine puede venir por muchos frentes, pero si encima hay directores que podían estar dando más de sí y que acaban en el lado más lamentable del mundo del séptimo arte, apaga y vámonos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s