Mi Película Favorita… de Terror

Publicado: 8 junio, 2011 en Sin categoría

Siempre he considerado el género de terror un género totalmente desgastado y obsoleto. Como ya dije la semana pasada, cabe diferenciar suspense (o thriller) de terror, ya que muchos piensan que es lo mismo. Cierto es que el terror busca un mayor efecto en el espectador a base de grandes dosis de suspense, pero esto no significa que sean lo mismo. El terror es lo que asusta mientras que el suspense es aquello que te mantiene en tensión.

Quizá el hecho de recurrir al suspense para acrecentar la tensión antes del susto es lo que ha hecho que el género de terror se haya ido por el retrete. Las películas de terror ya no asustan, pues en el momento en el que hay algo de suspense sabes perfectamente que viene un intento vacío de asustar al espectador, cosa que, por lo tanto, no se consigue.

Se puede decir que las pioneras del género fueron películas como Frankenstein con Boris Karloff o Drácula con Bela Lugosi, que al ser las primeras, conseguían el efecto deseado, aunque hayan envejecido, ahora no lo consigan y se haya llegado a un desgaste muy tempranero del género.

Ya en los 70 y 80 se recurrió al gore para revitalizar el género con películas como La Matanza de Texas u Holocausto Canibal, que pasarán a la historia del cine como chorradas como pianos, y con directores expertos en la materia como George A. Romero y Wes Craven, autor de las, en su momento, sorprendentes historias de Freddy Krueger. Estas películas añadían a los sustos grandes dosis de casquería bruta y borbotones de sangre, que añadían la expresión de repulsa en los espectadores, algo que se confundió con lo que era infundir miedo en los mismos. Pero si esto fuera terror, el sobrevalorado director de la trilogía de El Señor de los Anillos, Peter Jackson, hubiera sido un genio del terror por haber rodado películas como Mal Gusto o BrainDead, tu Madre se ha Comido a mi Perro.

A día de hoy se sigue recurriendo a este absurdo con basuras como la saga Saw o Hostel. También se ha intentado hacer cine de terror que se ríe del cine de terror, con la saga Scream del citado Wes Craven, probablemente de lo más acertado en el género en los últimos años. Y también se ha intentado revitalizar el género con el denominado terror japonés, con películas como The Ring que, para el que esto escribe, también han fracasado miserablemente.

Es por eso, que cuando intento llegar a la conclusión de cuál es mi película de terror favorita, tengo que recurrir a ese género que se alimenta del resto de géneros. Este es la ciencia ficción y la película de la que hablo es Alien, el 8º Pasajero del siempre mediocre Ridley Scott, que con esta y con Blade Runner se le apareció la virgen. Y es que con el inicio de la saga Alien es con la película con la que más miedo habré pasado con diferencia, con la mítica escena del nacimiento del Alien o con la tensión (suspense otra vez, pero brillantemente llevado a cabo) que se mantiene a lo largo de toda la película. Con un lema como “En el espacio nadie podrá oir tus gritos” Alien ha conseguido convertirse en mi película favorita… de terror.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s