Mi Película Favorita… Bélica

Publicado: 12 mayo, 2011 en Sin categoría

Ayer, La 2, canal que a parte de para dormir la siesta con el ciclismo o los documentales puede servir para mucho más, nos ofreció la oportunidad de ver un clásico del cine bélico como Doce del Patíbulo. Este magistral film, dirigido por Robert Aldrich, cuenta con uno de los repartos más impresionantes de la historia del cine, con unos Lee Marvin, John Cassavetes, Donald Sutherland o Charles Bronson, entre otros, sencillamente brutales en sus respectivos papeles. Teniendo en cuenta la época en la que fue rodada, hay que quitarse el sombrero también ante la maestría en el rodaje de las escenas de acción y la planificación absolutamente perfecta por parte de Aldrich, que fue un director con los cojones suficientes como para declararse abiertamente comunista en la época de la Guerra Fría.

Este último dato me hizo reflexionar sobre el hecho de que la intención detrás de una película bélica es un ingrediente indispensable para que uno pueda considerarla buena o un zurullo generoso. De hecho, como ya dije en su momento, En Tierra Hostil me pareció uno de estos zurullos, y no es porque la película esté mal hecha, sino por su mensaje básicamente fascista. Algo parecido me pasó con la sobrevalorada Salvar al Soldado Ryan de Steven Spielberg, cuya impresionante escena inicial no salva un conjunto meramente vacío.

Es por ello que me di cuenta que entre mis películas favoritas del género bélico solo encontré películas que se podrían definir como anti-bélicas. Y es que entre estos films podemos encontrar aquellos que son anti-bélicos por temas “políticos”, como las mediocres Jarhead de Sam Mendes y Banderas de Nuestros Padres de Clint Eastwood cuya complementaria Cartas desde Iwo-Jima es infinitamente superior.

Entre estas películas de género anti-bélico por temas “políticos” encontramos verdaderas maravillas, como la citada Doce del Patíbulo de Aldrich y esa especie de trilogía sobre la guerra del Vietnam que formaron las coetáneas Platoon de Oliver Stone, Apocalipse Now de Francis Ford Coppola y La Chaqueta Metálica de Stanley Kubrick. Pero es que hacer películas anti-bélicas sobre la guerra del Vietnam es extremadamente “sencillo”, no técnicamente, ya que aquella guerra siempre se ha considerado como el mayor error de la maquinaria pro-belicista yankee.

Todo esto nos lleva a hablar de mi película bélica favorita, que no es ni más ni menos que La Delgada Linea Roja de Terrence Malick. Y es que el film de Malick no sólo es perfecto técnicamente. Tampco es sólo perfecto en su espectacular reparto, plagado de gente como Sean Penn, James Caviezel, Nick Nolte, Elias Koteas, George Clooney, John Travolta, John Cusack, Woody Harrelson, Adrien Brody, Jared Leto o Tim Blake Nelson. Es una película increíble por su mensaje anti-belicista, que no se centra en la mera “manipulación política”, sino en el sin sentido de la guerra desde el punto de vista de la Madre Tierra. La película es un fantástico poema escrito a la naturaleza, aderezado con una espectacular banda sonora a cargo del compositor Hans Zimmer. Se podría decir que esta película es al cine bélico lo que 2001: Una Odisea en el Espacio de Kubrick a la ciencia ficción, un clásico magistral y una muestra irrepetible de cine en mayúsculas.

Por todas estas razones y por esos increíbles travellings de cámara por encima de la alta hierba de las praderas de Guadalcanal que le hacen a uno prácticamente participar en la batalla, La Delgada Línea Roja es mi película favorita… bélica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s