¿ADIOS? STEVEN SODERBERGH

Publicado: 14 marzo, 2011 en Sin categoría

El fin de una carrera cinematográfica siempre es una noticia triste para este mundillo, salvo si el fin de la misma es para Michael Bay, Roland Emerich o McG, por decir ejemplos de gente que no importaría que se dedicara a plantar nabos. Sin embargo, cuando el que deja las cámaras aparcadas para dedicarse a otra cosa es alguien como Steven Soderbergh, no podemos dejar de pensar que algo huele más a podrido de lo que pensábamos en Hollywood.

Y es que este, en seguida encumbrado, director que debutó con la prometedora pero, por otra parte, sobrevalorada Sexo, Mentiras y Cintas de Video, no es que sea uno de los grandes genios del cine actual, como la propia industria quiso que fuera. Sin embargo, sí se trata de un director que, como mínimo, entretiene al personal y da muestras de un entendimiento pleno del oficio que le ocupa.

Su filmografía nos deja grandes títulos, escondidos entre otros que no pasarán nunca a la historia del cine, pero, ¿acaso existe un director que haya conseguido hacer más de 15 buenas películas en toda su carrera? La respuesta es no, y a la pretenciosidad de cualquier crítico de cine al nombrar a Kubrick o Coppola, les recordaré que La Naranja Mecánica siempre ha sido un quiero y no puedo profundamente pretencioso y que Jack es un título bastante olvidable en la filmografía del director de El Padrino, por poner un par de ejemplos.

Soderbergh ha sido el segundo director en la historia del cine en conseguir dos nominaciones el mismo año a dos películas distintas, las fantásticas Erin Brockovich y Traffic, y eso no se consigue siendo el director simplemente mediocre que muchos afirman que es. Cierto es que, a parte de estos dos títulos, poco más podemos decir que sea sublime de su extensa filmografía, pero la divertidísima trilogía de los ladrones de Ocean (Eleven, Twelve y Thirteen) es una gran muestra de cine bien hecho y con la única intención de entretener, cosa que consigue con creces.

Para mí, además, entre los grandes aciertos del director siempre estará la valiente intención de readaptar la obra magna de Stanislaw Lem, Solaris, después de que el grandísimo director ruso Andrei Tarkovsky lo hiciera años atrás. No solo considero la obra de Soderbergh a la altura de la de Tarkovsky, sino que opino que fue un gran acierto centrarse en aquellos temas tratados por el libro de Lem que el film de Tarkovsky obviaba u olvidaba.

El Buen Alemán será quizá el último título más interesante de este director, que se atrevió a contar la historia de Ernesto Ché Guevara o hablar abiertamente de la prostitución en su país con The Girlfriend Experience en dos de sus últimas películas.

En definitiva, y pese a no haber demostrado ser más brillante que otros, esperemos que, más que una despedida definitiva, sea el descanso de un director, por otra parte, demasiado prolífico, y que más adelante vuelva a rodar con el buen hacer y las ganas de entretener que han caracterizado su filmografía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s