Algo pasa en Hollywood

Publicado: 14 diciembre, 2009 en Sin categoría
Suelo tener debilidad por el cine que habla sobre cine, ya que suelen ser comedias interesantes que hacen una autocrítica del implacable mundo del séptimo arte. Entre este tipo de películas, considero una joya indispensable Como Conquistar Hollywood de Barry Sonnenfeld, directorucho de chichinabo que tiene la suerte de haber currado con los Coen como un excelente director de fotografía antes de hacerse director y de haber hecho esta película.
Por esa razón me plantee ir al cine a ver esta nueva incursión en el tema por parte del tocayo del anterior Barry Levinson, director bastante más interesante con películas siempre correctas como Rain Man, Sleepers o Esfera. Al ver que en España se tradujo para que tuviera un título tan ridículo me hizo pensar que, efectivamente, estaríamos ante otra comedia de este subgénero que critica el mundo del cine.
El problema es que Levinson se queda a mitad de camino de una autocrítica que pretende ser algo seria y la comedia. Y lo más triste es que al final ni autocrítica ni ostias. Nos muestran una sucesión de escenas en las que vemos que hay directores raros de cojones que son unos divos o incluso aquellos que son unos cobardes que no son capaces de dirigir a sus actores. Tampoco faltan los actores con sus caprichos y demás polleces. Al fin y al cabo, lo que este tipo de cine debe mostrar, pero cuando hay que criticar la figura del productor…, ¡ay, amigo!, aquí patinamos un poquito. Y es que el guión está basado en una novela escrita por Art Linson, productor de, nada más y nada menos, Heat o El Club de la Lucha entre otras, lo cuál nos lleva a que el individuo en cuestión intenta reflejar que el productor a veces es el que jode el producto final de una película, pero se queda corto, me imagino que por una cierta megalomanía del señor Linson. Cierto es que deja bastante claro en un par de ocasiones que el cáncer de la industria cinematográfica es que cualquiera que tenga dinero entra a producir cine, aunque no tenga ni puta idea, pero queda muy corto en comparación con la caña que le mete a la figura del director, y aunque tenga algo de razón, no debemos olvidar que estos señores, junto a los guionistas que apenas son tratados en el film, son los creadores de las obras.
Aun así, hay cosas positivas en la película, como la actuación de Robert De Niro, que hacía tiempo que sólo hacía el ridículo en películas cutrongas, y las escenas realmente cómicas protagonizadas por John Turturro, Bruce Willis y el tipo que hace de director rarito (me pregunto si Linson se refiere indirectamente a David Fincher con este personaje), pero lo positivo no termina de convencer lo suficiente y la película se queda en un mediocre, que se deja ver, principalmente, porque no hay una puta mierda en la cartelera que merezca la pena (¿qué ha pasado con Un Lugar donde quedarse de Sam Mendes? ¿La han estrenado en algún cine de pueblo? Mierda de distribución de películas en este país…). También hay que destacar el trabajo de Levinson detrás de las cámaras, pero si a estas alturas no sabe hacer ese trabajo, apaga y vámonos.
En fin, esta semana vuelve el esperanzador Spike Jonze y puede que el despropósito monetario de Avatar merezca la pena en 3D. Como se nota que se acercan los Oscars, ya empiezan a salir películas que prometen ser decentes.
 
 
Nota por JaviRage: 6
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s