Malditos Bastardos

Publicado: 26 septiembre, 2009 en Sin categoría
Tarantino ha vuelto, y está chalado. Esta sería la frase perfecta para resumir lo que supone su última película.
Después de esa estupidez llamada Death Proof, parte de esa otra gran estupidez llamada Grindhouse, Tarantino vuelve a sacar una película a su más puro estilo. Otra vez vuelven los incontables homenajes al cine clásico y al Spaghetti Western de gente como Sergio Leone (el principio de este Malditos Bastardos me recordó de alguna manera al de El Bueno, el Feo y el Malo, no sé por qué). Otra vez vuelven los diálogos largos y sin sentido tan geniales que le han brindado la fama a su director (quizá últimamente abusa en exceso de ellos). Y por supuesto, otra vez vuelve con una historia violenta, aunque no tanto como Kill Bill.
Si de algo cojea esta nueva película, es de lo mismo que Kill Bill que aun así, para mí, es su película más redonda. Parece que a Tarantino ya no le importan tanto las historias que tiene que contar en sus películas. El guión ha pasado a un segundo plano en favor de la estética visual y el entretenimiento puro. ¿Es esto bueno o malo? A mí, sinceramente, me ha encantado, tanto en Kill Bill como en Malditos Bastardos, pero sigue quedándote esa sensación de que si estas películas las hubiera hecho cualquier otro director, no pasaría de ser el telefilm de las tardes de los sábados de Antena 3 ("Todo empezó siendo un juego, pero acabó siendo una *inserte título de telefilm cutre aquí*", con la poderosa voz del que anuncia los contenidos de Antena 3).
La que, para mí, es la gran virtud de la película, es el hecho de que Tarantino se haya meado en la historia y haya contado una historia nueva, completamente ficticia, sobre la segunda guerra mundial. Y es su gran virtud porque ya hay incontables películas que relatan el holocausto nazi "tal y como fue" y ya las hemos visto todas. Tarantino no quería hacer otro Pianista de Polanski ni otra Lista de Schindler de Spielbergh, quería pasárselo bien y hacérnoslo pasar bien, y vaya si lo ha conseguido.
Las interpretaciones son geniales en general, con especial mención a Brad Pitt (una vez más) y sobre todo a Christoph Waltz, que borda su papel de nazi cabrón.
Sin ninguna duda, de lo mejor (quizá lo mejor) que nos ha traído este pobre año cinematográfico.
 
Nota por JaviRage: 9
 
P.D.: Quien no entienda a Tarantino, que vea este video:
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s